Skip to main content

Full text of "Rumbo. No 9 Segundo Semestre De 1966"

See other formats


RUMBO 



hacia una escuela 
rural mejor 



Revista del Instituto Cooperativo de Educación Rural 






RUMBO 


SUMARIO 

* EDITORIAL 

* PENSAMIENTO Y ACCION 

o La educación y la independencia nacional. 

El progreso, la democracia y la convivencia 
democrática - Por Julio Castro 


o El trabajo simultáneo con varias 

clases - Por José Pedro Nuñez 


* INFORMACION 


o Sobre el Grupo Cooperativo de Estudios 
de Perfeccionamiento 


* DE MAESTRO A MAESTRO 


Pag. 2 

Pag- 5 

Pág. 23 

Pág. 51 
Pág. 52 


1 



EDITORIAL 


El país, que no tenía estadísticas, que no manejaba cifras, 
que carecía de un diagnostico completo de su realidad eco¬ 
nómica, ha pasado a ser, en estos últimos años, un paciente 
meticulosamente examinado sobre la naturaleza de cuyos 
males parece existir un completo acuerdo.- 

Se proclama la necesidad de incrementar la producción 
del sector agropecuario, que provee el 83% de nuestras ex¬ 
portaciones y que, tal vez por muchos años, constituirá la 
única fuente de saldos exportables.- 

Se advierte asimismo que los problemas estructurales 
afectan al 85% de nuestras tierras productivas y que pade¬ 
cemos un gravísimo atraso tecnológico .- 

Incrementar la producción. He aquí la única receta.- 

Parecería perogrullesco, a esta altura de tantos estudios 
económicos como se vienen sucediendo en el país, decir 
que la producción es el hombre y las cosas que él maneja.- 

Tenemos, sin embargo en esta hora, la clara sensación 
de que se ha ido perdiendo, entre las cifras, las gráficas 
y los esquemas, la exacta dimensión del hombre y que ya 
hoy, hablar del desarrollo agropecuario es únicamente un 
problema de ajustar tamaños de predios, hacer más pro¬ 
pietarios subsidiar fertilizantes, etc.,etc.- 

Y bien; ¿cuáp es nuestra gente? ¿quién es el gran actor 
en este proceso de cambio que se desea desencadenar? 

Tenemos razón los educadores para sentirnos alarmados 
por la escasa formulación que alcanzan, en los planes de 
desarrollo, los planes educativos en general y, en particu¬ 
lar, la educación rural.- 

La necesidad de cumplir un proceso educativo amplio y 
profundo en el medio rural, es algo más que resolver la 
instalación de algunas escuelas más, consolidar otras, tener 


2 



más aulas, maestros y rubros en los próximos diez años 
para la Escuela Rural. Aunque comprende obviamente es¬ 
tos puntos, el proceso implica la definición de vina filosofía 
educacional y está estrechamente vinculado con los proble¬ 
mas de coordinación de instituciones, establecimiento de 
servicios, formación, orientación y asistencia técnica del 
personal para el medio rural.- 

Vamos a posibilitar el surgimiento de un campesinado 
capaz de convertirse en el motor del anhelado cambio. 
¿Cómo? 

El campo carece de servicios, el sector mayoritario de 
su población no disfruta de la "igualdad de oportunidades" 
que se menciona tan frecuentemente como carácter esen¬ 
cial de las democracias.- 

El maestro rural sigue solo en medio de nuestros campos. 
Poco podrán él y su escuelita, enfrentando apenas un aspec¬ 
to del complejo problema educativo, mientras la carencia 
deservicios esenciales afecta la base misma de su labor.- 

Es necesario ofrecer a la familia campesina la posibili¬ 
dad de incorporarse a una vida plena, rica en experiencias 
en todas las áreas del conocimiento y la acción.- 

La integración de verdaderos centros de promoción de la 
vida rural que serán a la vez centros de actividades y de 
servicios, aparece como un punto clave para un programa 
educacional. Es digna de toda consideración la sensata idea 
de centrar ese movimiento en torno a la Escuela Rural.- 

De un planteamiento de esta naturaleza surgen -sin duda- 
serias responsabilidades para el organismo escolar, pero no 
son menores las que caben a quienes tienen que ver con la 
formación del técnico que tendrá que radicarse en estos 
centros y la de todos aquellos que, a distintos niveles, de¬ 
berán integrar un verdadero complejo institucional.- 

Esta formación va más allá de la capacitación profesio¬ 
nal específica y universal; comprende asimismo la adapta- 


3 



ción al medio rural, la aptitud y capacidad necesarias para 
coordinar la actividad con otros profesionales e integrar 
con ellos equipos técnicos aspectos estos sobre los cuales 
tan poca experiencia se tiene en nuestro pais.- 

Es imprescindible ir sin demora a una decidida formula¬ 
ción de fines y objetivos en materia de educación rural y a 
la estructuración de un sistema capaz de responder en el 
más alto grado posible a las modificaciones al sistema eco¬ 
nómico que, inexorablemente, habrán de venir, no importa 
al caso cuál será la vía.- 


V 


4 



LA EDUCACION Y LA INDEPENDENCIA NACIONAL 
EL PROGRESO, LA DEMOCRACIA Y LA CONVIVENCIA 

DEMOCR ATICA. - 

Por: JULIO CASTRO 

Trabajo solicitado por el Secretariado 'Organizador de la 
Asamblea Latinoamericana de Educación, y presentado a 
ésta como ponencia oficial. 

I.- La independencia nacional ■- 

El proceso hacia la independencia nacional de los países 
de América Latina, que comenzó en la primera década del 
siglo anterior, no ha terminado. Su proyección al futuro 
señala como inevitable objetivo a largo plazo la total auto¬ 
determinación. Pero su» coyuntura presente da la medida 
de la relatividad de las conquistas logradas y de cuánto 
será necesario construir en los años venideros.- 

La Semana de Mayo y el Grito de Dolores marcaron para 
el continente, desde sus dos extremos, el anuncio de una 
nueva era. La simultaneidad y la polarización geográfica de 
ambos movimientos indicaron desde el comienzo dos he¬ 
chos de carácter fundamental: el sentido continental de la 
Revolución Americana dado por la ubicación de sus distin¬ 
tas manifestaciones y la comunidad de ideario y de acción 
que la inspiró. - 

Los quince años de lucha armadaque van desde 1810 has¬ 
ta la batalla de Ayacucho consolidan de norte a sur el ideal 
común. Efímeros intentos de colonización imperial , que 
ensayaron sin éxito en algunos de los nuevos Estados las 
fuerzas herederas del nuevo régimen, ratificaron, con sus 
fracasos, la vocación delibertad que inspira al nuevo tiem¬ 
po. Las fronteras se delimitan, las instituciones se conso¬ 
lidan jurídicamente, los nuevos Estados cobran persona¬ 
lidad.- 


* 


5 



Pero la independencia es más una invocación que una 
conquista. El nuevo orden establecido participa en buena 
parte del optimismo formal de las proclamas iniciales. 
Las nuevas naciones, en el deslumbramiento de su amane¬ 
cer, dan espaldas a las propias realidades mientras sus 
conductores de parroquia o cuartel despedazan el destino 
común. La independencia política consolida también una 
balcanización del continente que los grandes imperios alien¬ 
tan con discreción y con eficacia. El americanismo que 
proclamaron Morelos, Bolívar, Morazán o Moreno se pier¬ 
de entre los amores por la patria chica y las limitaciones 
de los caudillos que no conocen otra geografía ni tienen 
otra concepción del mundo que la que alcanzan sus propias 
querencias.- 

La división administrativa en grandes zonas geográficas 
que organizó y coordinó el Imperio Español y que vagamen¬ 
te respondía a unidades económicas -Virreynatos de Nueva 
España, del Perú y del Río de la Plata- fue desquiciada por 
los pueblos en rebelión, los que sustituyeron, sin plan ni 
previsión de clase alguna, la vieja y sabia distribución te¬ 
rritorial por otra nueva, determinada, en buena parte, por 
la suerte de las armas y por el alcance de las influencias 
de los caudillos de la libertad.- 

La caída del Imperio Español fue asimismo el fruto de 
una sustitución de corrientes imperialistas. El Caribe re¬ 
gistra lina larga epopeya, revestida de leyenda y de histo¬ 
rias de piratería, que testimonia la lucha entre las poten¬ 
cias de ultramar; y el Río de la Plata conserva aún el re¬ 
cuerdo de las invasiones inglesas, que se proyecta a través 
del tiempo en la tenaz reivindicación que plantea nuestro 
anfitrión de hoy, de sus incuestionables derechos de sobe¬ 
ranía sobre el Archipiélago de las Malvinas.- 


A la intervención diplomática o militar de las grandes 
potencias, de mutilación o de conquista en el caso de Méxi¬ 
co, de silenciosa y cauta penetración económica en el Río 


6 



de la Plata, siguió la conquista de las fundamental es fuen¬ 
tes de producción, el control del comercio exterior, la 
explotación de los servicios públicos esenciales, el domi¬ 
nio del capital financiero, la intervención económica para 
el empréstito. América Latina, productora de materias 
primas, proveedora de alimentos, minerales y fibras en 
estado primario, entró al mercado internacional en insana¬ 
ble condición de subordinación económica. La independen¬ 
cia la liberó del monopolio unilateral impuesto por la me¬ 
trópolis, pero la echó en brazos del capitalismo europeo en 
el momento en que éste experimentaba su más agresiva 
expansión.- 

La segunda mitad del siglo último asistió a una trasla¬ 
ción sustancial de los centros de poder imperialista. La 
expansión territorial de los Estados Unidos y su poderosa 
capacidad de desarrollo interno lo elevaron al primer pla¬ 
no en la competencia de las naciones capitalistas. Su poten¬ 
cia y vecindad, gravitaron progresivamente sobre el resto 
del Hemisferio. Las retracciones experimentadas por Gran 
Bretaña y por Francia y las sucesivas derrotas sufridas 
por Alemania han convertido en incontrastable la influen¬ 
cia y el poder de aquella gran nación. Hoy, América Latina, 
en mayor grado que en ningún otro momento de suhistoria, 
depende de esta vecindad geográfica. Su influencia impera¬ 
tiva semanifiesta en todos los planos: económico, financie¬ 
ro, cultural, político, diplomático y militar.- 

No es necesaria la disección del momento presente para 
ensayar una estimación sobre el panorama actual de Amé¬ 
rica Latina y la coyuntura que hoy confronta su proceso de 
liberación.- 

Desde el Pacto de Asistencia Recíproca (Río 1947) hasta 
la Conferencia de Punta del Este (Uruguay 1962) la diplo¬ 
macia continental, bajo la rectoría de los Estados Unidos, 
ha ido construyendo y consolidando un sistema cerrado 
bajo la bandera del panamericanismo. Dentro de este sis- 


7 



tema la más poderosa nación del mundo mantiene una aso¬ 
ciación aparentemente igualitaria, con los grandes y pe¬ 
queños países latinoamericanos. La diferenciade potencia¬ 
les, la contradicción de intereses, la diversidad.de cultu¬ 
ras y modos de vida la subordinación económica de los 
débiles, su condición estratégica de auxiliares y su depen¬ 
dencia en el campo de las relaciones internacionales, hacen 
de dicha asociación de naciones una organización jerarqui¬ 
zada y -salvo excepciones- disciplinada.- 

Las consecuencias de ese proceso de absorción están a 
la vista y diariamente nuevos hechos las exhiben y mues¬ 
tran en toda su desnudez. Como los pueblos, con lúcida o 
intuitiva comprensión de las situaciones, resisten, prolife- 
ran en el Continente los gobiernos defuerza, huérfanos de 
apoyo y adhesión populares, pero que sirven a maravilla 
para el cumplimiento de los designios impuestos por la or¬ 
ganización supranacional. Casos recientes que todos cono¬ 
cemos eximen de más explícitos desarrollos.- 

Para los países de América Latina la independencia na¬ 
cional no sólo es un problema de autodeterminación. El 
goce de ésta les está condicionado por fuerzas externas. 
La vieja convivencia anárquica y libertaria, de que gozaron 
en la primera mitad del siglo y que fue tantas veces viola¬ 
da por la intervención o la ocupación militar, se ha_trans- 
formado en un sistema de normas que ha legalizado aquellas 
violaciones y ha creado muy especiales figuras jurídicas 
para legitimar y aún conducir y administrar los actos que 
antes -y aún ahora en otros ámbitos- fueron y son atenta¬ 
torios de las más elementales formas de la convivencia 
internacional.- 

Es a luz de estos hechos que los pueblos de América 
Latina, y muy en especial sus educadores, deben replan¬ 
tearse el problema de la independencia nacional.- 


8 



II. El Progreso.- 

Dentro de este cuadro histórico-político han crecido des¬ 
de su nacimiento institucional los países de América Lati¬ 
na. En la primera etapa de su desarrollo sus nacientes 
fuentes de producción, en lo fundamental industrias extrac¬ 
tivas o agrícolas, enmarcadas dentro del sector primario 
se mantuvieron bajo el sistema de explotación heredado del 
régimen colonial. Las minas, las plantas de beneficio, los 
cultivos destinados a la exportación -azúcar, café, cacao, 
tabaco, caucho; las fibras -lana, algodón, henequén,- la 
producción de carnes, pertenecían básicamente a empresas 
y empresarios extranjeros o, como en el caso de la última 
-cuya expansión dió amplio margen de posibilidades a los 
productores nacionales- el monopolio y el contralor econó¬ 
mico se cerraron entorno a los procesos de industrializa¬ 
ción y del comercio -transporte, fletes, mercado de consu¬ 
mo- en los que las grandes organizaciones capitalistas 
extranjeras lo dominaron todo.- 

Este orden económico se desarrolla bajo el signo de la 
penetración imperialista. La clase dirigente nacional traba 
intereses, alianzas y relaciones comunes con este capitalis¬ 
mo moderno y progresista. La revolución emancipadora, 
de raíz y esencia populares, se ha desprendido de los inte¬ 
reses del auténtico pueblo, para entretejerse en la trama 
de intereses de unanaciente clase alta enla que una burgue¬ 
sía comercial subsidiaria de la empresa o el capital extran¬ 
jero y un feudalismo económico con base en la gran hacien¬ 
da, coordinan y coexisten en la defensa de sus privilegios 
concur r entes.- 

La expansión de los servicios públicos -ferrocarriles, 
puentes, energía, banca, transporte, puertos, etc.,- abre 
nuevo campo a las inversiones foráneas. En nombre del 
progreso se enajena el futuro al punto que, a fines de siglo, 
cuando los juristas pueden descansar de sus desvelos sobre 


9 



sus textos de trabajosa redacción que definen derechos, 
crean instituciones y determinan normas y sistemas, Amé¬ 
rica Latina es, para el capitalismo internacional, una rica, 
múltiple, casi ilimitada factoría.- 

Los gobiernos de los nueve países, cada vez más distan¬ 
tes de sus pueblos confundieron la expansión de la gran 
empresa extranjera con el auténtico desarrollo nacional. El 
indudable signo positivo de un servicio público en funciona¬ 
miento, el pequeño impuesto de explotación, la regalía 
siempre retaceada, el préstamo fácil para cubrir apuros 
de tesorería, el ofrecimiento constante de un consumo sun¬ 
tuario del que estaba ávida la minoría privilegiada, dieron, 
dentro de ciertas esferas restringidas, una falsa impresión 
del progreso nacional. En lo fundamental éste no era ni obra 
ni consecuencia del esfuerzo propio ni sus beneficios se 
revertían en el fortalecimiento económico y mucho menos 
en una justa distribución colectiva. La historia del emprés¬ 
tito Hollander que cubre un siglo para desembocar en la 
incierta suerte de Santo Domingo hoy es un ejemplo de 
dramática actualidad que repite con leves variantes el pro¬ 
ceso común de las inversiones en América Latina. Con más 
o menos dramatismo, las circunstancias y las consecuen¬ 
cias resultan del mismo modo inevitables.- 

En los primeros años del siglo la penetración imperia¬ 
lista se hace más incisiva. Panamá, Colombia, Nicaragua, 
Cuba y Santo Domingo, conocen directamente los efectos de 
los afanes por abrir nuevas rutáis marítimas, México, Vene¬ 
zuela, Perú y posteriormente Bolivia y Paraguay, sufren 
los impactos de la agresiva expansión petrolera.Centroamé- 
rica seconvierte por negociaciones sucesivas en "El Impe¬ 
rio del Banano". Cuba y Santo Domingo atan su destino a la 
caña de azúcar. La carne refrigerada domina sobre las 
economías del Río de la Plata. Las guerras mundiales eli¬ 
minan la competencia imperialista y abren para algunos de 
estos países, la perspectiva de una nueva etapa de libera¬ 
ción.- 


10 



En 1910 enMéxico estalla una revolución nacional, agra¬ 
ria y antiimperialista; por la misma época el Uruguay res¬ 
cata para la nación diversos servicios que tradicionalmen¬ 
te correspondían a organismos extranjeros; poco después 
Argentina -que había defendido gallardamente desde los 
tiempos de Figueroa Alcorta (1907) sus yacimientos de 
Comodora Rivadavia- inicia una política continuada y con¬ 
gruente en defensa de la nacionalidad. Por primera vez en 
el continente los monopolios y los gobiernos extranjeros 
que los respaldan, encontrarán desistencias que se les opo¬ 
nen. Una vaga tendencia antiimperialista va extendiéndose 
entre los pueblos. Algunos gobiernos la interpretan y la de¬ 
finen en sus programas: el Congreso de Querétaro inspira¬ 
rá en esa corriente la Constitución Mexicana de 1917; 
Argentina, el otro extremo del continente, mantendrá idén¬ 
tica actitud a través de la personalidad dominante de Hipó¬ 
lito Irigoyen.- 

Desde entonces a cada día que pasa, los pueblos latinoa¬ 
mericanos se afirman en la convicción de sus propios des¬ 
tinos. Ya sólo los descastados y los cipayos desertan de la 
auténtica convicción patriótica. Como en 1810, América 
Latina está nuevamente frente al problema de su indepen¬ 
dencia. Como entonces, ésta se presenta con proyecciones 
de continentalidad.- 

En la conyuntura actual la satisfacción del sentimiento 
de nacionalidad, independíentista, está más allá de la invo¬ 
cación o del establecimiento de una soberanía estatutaria. 
Los pueblos de América ya cumplieron esa etapa hace más 
de cien años y saben por experiencia propia lo que valen 
las normas hueras de contenidos. Hoy sus legítimas aspi¬ 
raciones sólo podrán ser satisfechas por la vía de la res¬ 
titución de los recursos naturales enajenados; por la nacio¬ 
nalización de los servicios públicos explotados por organi¬ 
zaciones extranjeras ; por la abolición de hipotecas y ga¬ 
rantías lesivas para la dignidad nacional; por el pleno ejer¬ 
cicio del derecho de autodeterminación y por el reconoci- 


11 



miento colectivo del principio de no intervención, que 
Juárez definiera hace cien años con su famosa sentencia: 
"Entre los hombres como entre las naciones, el respeto al 
derecho ajeno es la paz".- 

A esta altura del tiempo presente, no tiene valor el de¬ 
sarrollo que no sea auténtico. Los aportes que puedan venir 
de afuera para impulsarlo -maquinarias, equipos,capitales, 
ayuda técnica- serán eficaces y positivos en la medida en 
que coordinen sus posibilidades con los fines, programas y 
medios propicios de cada país. Lo contrario es la distorsión 
económica o el enajenamiento del propio destino.- 

El desarrollo de una nación debe ser además obra de to¬ 
dos, en la creación de bienes sea el fruto del esfuerzo co¬ 
mún y la distribución de los beneficios esté inspirada por 
el más amplio sentido democrático. Una sana teoría del 
desarrollo no lo es si no está inspirada en una igualmente 
sana teoría del reparto.- 

Como ocurre con el concepto de independencia, éste del 
desarrollo como obra colectiva nacional, debe estar asisti¬ 
do para ser realizable de una clara conciencia pública, so¬ 
bre las condiciones, los medios, el proceso y los objetivos 
que le sirven de encuadre y de inspiración. De ahí que pa¬ 
ralelamente a su planeación y realización, exija un trata¬ 
miento educativo que ponga su sentido y significado al al¬ 
cance de todos.- 

III.- La Démocracia. - 

E1 hombre es un fin en sí mismo. En el doble aspecto de 
su individualidad y de su integración en el grupo social. La 
dicotomía que lo seccionó tradicionalmente como individuo 
y como ser social, y que opuso inclusive ambas supuestas 
naturalezas creando el problema artificial de una antinomia, 
tiene sólo el valor de una ficción intelectual. El hombre y 


12 



su pueblo están fundidos en una realidad común dentro de 
la cual las individualidades expresan el espíritu colectivo, 
del mismo modo como éste se manifiesta a través de 
aquéllas.- 

La distinción que separa al hombre de su pueblo como 
categorías ontológicas independientes, es el fruto de un in¬ 
dividualismo que creó el ideal de vida de un ser aislado, 
errático y solitario, unido a su grupo o comunidad sólo por 
contactos de naturaleza objetiva y racional. A una vincula¬ 
ción artificial y derivada, algo asi, como las "public 
relations" tan de moda en los días que corren, se reduce 
dicha relación. La falacia emerge a la superficie: cada 
hombre, cada persona humana, es el fruto de una creación 
colectiva, y es también en buena parte, la síntesis de un 
pasado en el que coexisten, se combinán y buscan su expre¬ 
sión, las múltiples formas de Una experiencia común cuyas 
raíces se pierden en el tiempo.- 

En contraposición al individualismo, también se ha con¬ 
cebido al hombre reducido en su condición ontológica a una 
cuota-parte del ser colectivo. La persona humana desapa¬ 
rece absorbida por una especie de fagocitosis social en la 
que sólo cobra vigencia una categoría de monstruo antina¬ 
tural que pretende ser la suma informe de todos cuantos 
voluntaria o involuntariamente lo integran.- 

Sin entrar en desarrollos que no se compadecerían con 
la naturaleza de esta síntesis, cabe señalar la infertilidad 
de destino que cupo históricamente a ambas concepciones 
del hombre y la sociedad. El liberalismo -ley de la selva 
en la convivencia de individuos y naciones- está muerto 
aún entre los que se siguen llamando liberales. A la vez 
que la guerra última dio cuenta de la suerte que le cupo a 
la más poderosa organización temporal que conoció el 
hombre, inspirada en la creaéión extrahumana o sobrehu¬ 
mana de una teoría sin otra proyección ni otra salida que 
la exaltación del poder, transferido éste al plano de lo 


13 



sobrenatural.- 


E1 hombre en su pueblo, expresión particular de una ex¬ 
periencia colectiva, está validado tanto por el análisis on- 
tológico, como por la perspectiva de la realidad histórica. 
Sin dicotomías, sin artificiosas antinomias, con la sencillez 
que da la experiencia cotidiana, es fácil concebir y enten¬ 
der la dependencia esencial entre estos dos elementos que 
integran indistintamente tanto la personalidad de cada 
quien, como el espíritu colectivo común.- 

Entendidas las cosas así no es posible el progreso so¬ 
cial sin la intervención creativa y la participación en el 
disfrute de los bienes, de todos los miembros de la comu¬ 
nidad. Como no es posible tampoco la exaltación individual 
de alguno de éstos si no es enfunción de los valores colec¬ 
tivos que como tal integra y representa.- 

Se desprende como consecuencia, que la forma de con¬ 
vivencia capaz de crear el ámbito espacial, temporal y 
jurídico, propicio al desenvolvimiento del hombre en su 
pueblo, tal como se ha pergeñado en esta interpretación, es 
la democracia, en el sentido tradicional y literal de gobier¬ 
no del pueblo por el pueblo.- 

Por cierto que esta concepción de la democracia difiere 
bastante de la que proclama comúnmente, el liberalismo 
político y que ha inspirado tradicionalmente las institucio¬ 
nes republicanas del Continente.- 

La democracia reducida al exclusivo nivel cívicp de la 
intervención electoral para dar participación al pueblo en 
la integración representativa délos organismos de gobier¬ 
no, es actualmente vina forma limitada y desfigurada de la 
soberanía popular. En este sentido el mapa actual de Amé¬ 
rica Latina -secular infierno empedrado de democracia- 
ahorra toda disgresión, crítica o analítica. La actual demo¬ 
cracia liberal y representativa, en uso en el Continente, 
por más preceptos de doctrina y norma jurídica -nacional 


14 



o supranacional- que la apuntalen, exigen un afianzamiento 
radical en el espíritu colectivo. Sólo así responderá fiel¬ 
mente al aliento e inspiración de la gesta revolucionaria 
que hace un siglo y medio protagonizaron nuestros pueblos 
y sus conductores.- 

La democracia, hoy, debe ser la participación cabal y 
efectiva del pueblo en el gobierno de cada país. Pero esa 
participación no debelimitarse al voto en el acto electoral, 
a la ratificación del candidato impuesto o la información 
simple, pasiva y elemental, de que ha cambiado el gobier¬ 
no o de que sigue el mismo gobierno o de que el grupo tal 
o cual ha resuelto convertirse en gobierno. Sin duda el sig¬ 
no más depresivo que presenta la América Latina de hoy es 
éste descaecimiento de la dignidad cívica, este manejo in¬ 
controlado, de ciertas expresiones que supieron gozar de 
prestigio y dignidad y que hoy, prostituidas y envilecidas, 
se usan para decorar las más lesivas y atentatorias for¬ 
mas y manifestaciones del poder político.- 

Democracia debe ser igualdad en el uso de los derechos 
cívicos, pero debe ser asimismo igualdad de oportunidades, 
equilibrio en la distribución de los bienes colectivos, par¬ 
ticipación común en la seguridad social, participación po¬ 
pular efectiva en la creación de bienes y en el correspon¬ 
diente goce de los mismos.- 

La tesis de Sarmiento de "Educar al Soberano" cobra a 
la luz de estos propósitos más inmediato carácter de mili- 
tancia y mayor extensión y profundidad. Su viril protesta, 
contra la ignorancia, su afán obsesivo por rescatar a las 
masas populares para su activa participación en la cosa 
pública, no han logrado todavía su plena realización. Coin¬ 
cidentemente, al otro lado del Río, su contemporáneo y 
discípulo uruguayo José Pedro Varela, fiel al pensamiento 
de su maestro, cerraba en 1876 su libro fundamental con 
esta amarga reflexión: "Se cuentan por decenas y centenas 
los privilegiados; y se cuentan por millares y por decenas 


15 



de millares los desheredados ".- 

A noventa años y ante la vigencia agravada del hecho así 
denunciado, corresponde a los educadores, por lo menos, 
afirmar su convicción sobre la posibilidad de crear uria 
verdadera democracia en Latinoaméica, sin privilegiados 
y, muy especialmente, sin desheredados.- 

IV.- La convivencia democrática .- 

La característica dominante de este siglo es el fin del 
colonialismo. Los movimientos de liberación triunfantes, 
en Asia Africa en el mundo Arabe, así lo prueban. Los 
imperios coloniales han desaparecido o están en retroceso. 
Las colonias conquistan la dignidad de su independencia y 
el dominio de su condición soberana. Centenares de millo¬ 
nes de hombres, en lo que va del siglo, se han incorporado 
al mundo de las naciones independientes y han trazado so¬ 
bre la superficie del planeta una nueva geografía política.- 

Cada nación es un fin en sí. Cada pueblo toma conciencia 
de su ubicación en el mundo y del destino histórico que está 
llamado a cumplir. Lá dominación imperial a control re¬ 
moto a través de mares o de territorios dilatados, en la 
qUe la metrópolis era el c entro de todo poder y las colonias 
el ámbito donde aquél en plenitud se ejercía, va camino de 
ser una figura histórica. La inestable situación de los últi¬ 
mos vestigios, que aún subsisten demuestran que el andar 
del tiempo hacia la liberación délos pueblos es constante 
y es, además, irreversible.- 

E1 colonialismo tradicionál, del cual fuera modelo yejem-, 
pío el secular imperio español, está en derrota definitiva; 
pero con él no desaparece la amenaza. Otro colonialismo 
de desdibujada geografía lo sustituye. En definitiva con igua¬ 
les o parecidas consecuencias.- 

El siglo asiste a una lucha desigual entre el desarrollo y 
el subdesarrollo; entre el poder económico de los países 


16 



ricos, exportaciones de mercaderías elaboradas, poseedo¬ 
res de capitales, altamente industrializados y la debilidad 
de los países pobres, productores de materias primas, su¬ 
bordinados ecoftómica y comercialmente a aquéllos. En esa 
lucha despareja estamos todos. Está América Latina desde 
el Bravo hasta la Tierra de Fuego.- 

El neo-imperialismo y la dependencia natural provocada 
por el subdesarrollo suman sus efectos y sus consecuen¬ 
cias e inciden poderosamente sobre América Latina. Un 
comercio exterior ruinoso -en el que la compra siempre 
sube de precio y la venta baja- ton sistema de inversiones 
que no omite la presión y aún la imposición, una tenaz in¬ 
terferencia enlas distintas formas déla actividad nacional, 
sin exclusiónde los ámbitos político, diplomático y militar, 
actúan permanentemente sobre nuestros pueblos y nuestros 
gobiernos.- 

En la actual situación histórica, la relación igualitaria 
entre naciones soberanas se transforma en un mito. A 
América Latina se le ha atribuido -no siempre con razón y 
justicia- una .marcada tendencia hacia el verbalismo for¬ 
mal y grandilocuente a expensas de un necesario, impres¬ 
cindible, sentido de la realidad y la medida. Sin entrar a 
discutir sobre si esa tendencia existe, lo cierto es que las 
formas democráticas de convivencia continental o hemis¬ 
férica, no resisten el análisis más elemental y correspon¬ 
de a los hombres que forman opinión en América Latina 
denunciar su vacuidad y crear la conciencia pública de las 
limitaciones y carencias que en este orden de la personali¬ 
dad nacional y de la soberanía, imponen a los pueblos las 
condiciones geográficas e históricas referidas.-. 

Sin duda a los países de América Latina la historia les 
marca un destino común. De ese destino coparticiparon en 
determinados procesos de creación en el pasado. Pero 
esa comunidad, lejos de agotarse, está en los primeros pa¬ 
sos de su integración. La grandeza y el bienestar futuros 


17 



de los pueblos latinoamericanos dependerá de la conciencia 
que tomen hoy sobre las realidades y posibilidades que 
condicionan su presente y su porvenir.- 

No está demás señalar las responsabilidades que en es¬ 
ta tarea de innegable trascendencia, corresponden a los 
educador es.- 

V.- La Educación.- 

Esta exposición de tipo general no tiene otro propósito 
que el de determinar algunos hechos y esbozar sus proyec¬ 
ciones y consecuencias. Ni siquiera se ha excedido de lo 
que, en algunas esferas, puede considerarse como lugares 
comunes. Hay una realidad continental que debe ser apre¬ 
ciada en su presente coyuntura y cuyos alcances, hasta 
donde sea posible, es necesario prever. Y tal planteo debe 
ensayarse sin sombra de preconceptos, intenciones o pro¬ 
pósitos, ajenos a la ajustada interpretacióndelfenómeno.- 

En este punto ¿Qué corresponde a la educación? ¿Como 
hacer que ésta se convierta en una contribución eficaz 
para la construcción del presente y el futuro de estos pue¬ 
blos? ¿Cómo convertir los valores ontológicos aquí esbo¬ 
zados en valores pedagógicos, capaces de intercambio y 
de transferencia, como el hecho educativo lo exige? 

Una ^necesidad primaria que se advierte; es la de crear 
entre los educadores una conciencia colectiva y militante 
sobre los problemas comunes del Continente y los particu¬ 
lares de cada país, en lo que tiene relación con su condición 
de naciones soberanas y con las formas de la convivencia 
continental. Sin un orden de ideas claras en este sentido, la 
convicción del deber patriótico y la elección de los caminos 
para cumplirlo cabalmente, quedan desfigurados y desva¬ 
necidos entre la trama de los intereses no siempre confe- 
sables que se disputan el favor de la pinión popular. - 

E1 sentimiento de patria, sin duda de raíz natural y de 
vigencia permanente, debe estar unido, en América Latina, 


18 



i 

a la solidaridad regional y continental que surge del con¬ 
tacto con el pasado y el presente comunes. En los países 
latinoamericanos los ideales educativos de cada uno de 
ellos deben inspirarse en una conciencia común de conti- 
nentalidad. Los sentimientos actuales de los hombres de¬ 
ben encadenarse en la misma continuidad que la que han 
determinado los hechos históricos a lo largo del proceso 
de construcción de estos países.- 


Si el signo dominante délas ideas que a través de la edu¬ 
cación contribuyen a la formación de los pueblos no está 
imbuido de conceptos definidos y claros sobre la posición 
que juegan estas naciones como parte del mundo, no será 
posible cimentar una actitud patriótica colectiva. Cada 
ciudadano de hoy y de mañana debe estar compenetrado con- 
ciente y reflexivamente de sus deberes como miembro de 
la colectividad. No setrata de la búsqueda de ion sentimien¬ 
to emotivo e irracional, sino de una convicción elaborada 
a través del estudio y el análisis de hechos y situaciones 
en cuyo conocimiento se fundan las bases de criterio his¬ 
tórico.- 

Los educadores, minoría privilegiada por cuanto su des¬ 
tino profesional los pone en la situación de crear y orien¬ 
tar el pensamiento colectivo, no pueden ni deben desertar 
de la tarea de poner claridad y realidad en el planteo de los 
problemas del Continente. Y ello vale tanto para el proceso 
de su formación, como para el sentido de las enseñanzas 
que impartan.- 

Todos los países del mundo en el momento actual con¬ 
frontan el fenómeno universal del desarrollo. Para el caso 
de los latinoamericanos las conquistas en este campo mar¬ 
can el ritmo y las posibilidades de su liberación y bienes¬ 
tar. La transformación de sus formas caducas u obsoletas 
de producción y de explotación de sus recursos naturales, 


19 



la lucha contra el subconsumo y por la elevación de los 
medios de vida la integración a la actividad de los secto¬ 
res marginales, la universalidad de la existencia educativa 
para todos los que la necesiten, son objetivos que no admi¬ 
ten dilaciónni espera. América Latina ha rendido ya onero¬ 
so tributo a una economía de privilegio y a una cultura de 
exclusividad. Es hora que la participación alcance a todos: 
tanto en las responsabilidades de la creación como en el 
equitativo disfrute de los beneficios. El proceso moderno 
hacia el desarrollo también es irreversible. Las fuerzas 
que lo traban o detienen son antihistóricas y por ello están 
irremisiblemente condenadas a la desaparición. Si resis¬ 
ten, la presión del progreso las desbordará. Es una conse¬ 
cuencia sin alternativa.- 


En América Latina esas fuerzas son poderosas aún. Do¬ 
minan, en casi todos los países, sobre la tierra y cantrolan 
la producción agrícola; se asocian en el comercio, la ban¬ 
ca y la industria con la red de intereses internacionales 
que sólo procuran el lucro o el dividendo; dominan o inte¬ 
gran los grupos que detentan el poder político, se alinean 
en la defensa de la conservación del orden existente y están 
siempre prontas a apoyar e impulsar la reacción antipopu¬ 
lar. Pero esas fuerzas están contra la historia y sus afa¬ 
nes por mantener un sistema que ya ha muerto no tienen 
destino.- 

La comprensión cabal dé los hechos en un mundo que 
cambia vertiginosamente, ha generado corrientes de ideas 
que, acordes con el devenir histórico, intuyen la proximi¬ 
dad de cambios y tratan de adelantarse a los choques ine¬ 
vitables. En esa actitud debemos mantenernos los educado- 
res, que tenemos, por nuestra función, el doble deber de 


20 



actuar y prever. La conquista de un mundo más justo y 
mejor es el imperativo de la hora. A lograrla, si es posi¬ 
ble por la vía pacífica de la persuasión, deben encaminarse 
nuestros esfuerzos.- 

La función docente inspirada en principios generales co¬ 
mo los que hemos expuesto, tiene infinitas posibilidades en 
el orden educativo. Por la enseñanza de la historia, la geo¬ 
grafía, las ciencias sociales en general, se puede encauzar 
todo un proceso de creación de una conciencia colectiva 
que sirva a los comunes ideales de liberación, desarrollo 
y justicia social, de acuerdo ésta, a los estatutos y metas 
que los gobiérnos libremente, decidan. La alfabetización, y 
en general la incorporación al texto escrito, crea el ins¬ 
trumento fundamental para la difusión de las ideas. El co¬ 
nocimiento elemental matemático, así como el de las cien¬ 
cias naturales, da al hombre el sentido de su ubicación yde 
sus alcances en el mundo en que tienen que vivir y que 
debe contribuir a transformar. La pequeña industria o cul¬ 
tivo, la actividad manual, el dibujo, etc., lo ponen en el ca¬ 
mino del desarrollo de sus capacidades, en la destreza 
práctica o en la iniciación y expresión artísticas. Y todo 
eso, que son valores sobre los que en definitiva se asienta 
la personalidad, deben contribuir concurrentemente a la 
formación de un hombre con un alto y digno sentido de su 
condición humana.- 

A los educadores, la hora presente nos señala deberes y 
responsabilidades que no debemos eludir. Es un honroso 
compromiso con el destino que debemos cumplir con dedi¬ 
cación, con coraje, y, sobre todo, con Tina lucida visión de 


21 



las limitaciones presentes y de las posibilidades qüe debe¬ 
mos crear y conquistar para construir el porvenir.- 


22 



TRABAJO SIMULTANEO CON VARIAS CLASES 


José Pedro Nuñez 


I - EL PROBLEMA 


Según datos de 1962 hay en el país 1310 escuelas rurales.— 
De ellas, 764 son de maestro único; representan el 58%.- 
Ademas,396 délas restantes son de sólo dos maestros(30%).- 
Entre ambas forman el 88% de las escuelas rurales.- 

Estas cifras muestran que en la gran mayoría de las es¬ 
cuelas rurales los maestros deben atender varias clases a 
la vez.- 

Este hecho, a su vez, responde a causas demográficas.- 
En efecto, es una de las características del medio rural la 
baja densidad de población, que, según muestra el análisis 
comparativo de los censos agropecuarios tiende a ser ca¬ 
da vez menor.- En un decenio (1951-1961) hay una disminu¬ 
ción de 64,058 sobre un total de 389.850 personas para 
1961 .- 


Aunque no cabe tratarlo aquí, es indudable que los pro¬ 
blemas de distribución tenencia y explotación de la tierra 
están influyendo en ello.- 

E1 problema de la baja densidad de población encarece 
el costo de los servicios públicos, entre ellos la escuela, 
único que llega a todos los rincones de la campaña.- La 
escuela de uno o dos maestros responde a una realidad 
socio-económica; es un hecho y como tal lo tomamos, sin 
entrar a la discusión de si es o no aconsejable,- 

Creemos además que se seguirá dando por muchos años.- 
Las dos terceras partes del suelo del país sólo es utiliza- 
ble para la ganadería.- Esta actividad es la que usa menos 
mano de obra por unidad de superficie.- Por tanto, aunque 
cambien las estructuras actuales, aunque mejoren las con¬ 
diciones socio-económicas delmedio rural, aunque se bus¬ 
que maximizar la productividad por hectárea aplicando, 


23 



entre otras cosas, más mano de obra, la población de zonas 
ganaderas continuará teniendo escasa densidad.- Dicen los 
especialistas que con técnicas avanzadas de explotación 
sólo se llegaría a duplicar la densidad actual.- 

Es previsible que la situación que hoy nos ocupa man¬ 
tenga su vigencia por muchos años más; en primer térmi¬ 
no, porque a pesar del "desarrollismo y planificacionismo " 
en que vivimos, no se nota intención real de solucionar los 
problemas, y en segundo término, porque aunque se solu¬ 
cionen éstos, se mantendrá -aunque no tanto- la dispersión 
de la población.- 

Por esta razón convendría que alas autoridades, y aquie- 
nes ocupan cargos de responsabilidad dentro del organismo 
escolar, se les despertara alguna inquietud tendiente a 
atender esta situación.- 

Esto es más grave aún si se recuerda que a esas escue¬ 
las, las más aisladas, con menos contactos con otros ser¬ 
vicios, y muy comúnmente, las más desprovistas material¬ 
mente, son a las que van los maestros más inexperientes, 
debido al sistema de provisión de cargos.- Maestros, por 
otra parte, que en su ciclo de estudios profesionales, nunca 
oyeron hablar del trabajo con varias clases simultáneas, 
que realizaron su práctica en escuelas urbanas, bien pro¬ 
vistas en el aspecto material, y en las que se trabaja por 
clases -muchas veces paralelas- es decir el caso opuesto 
al que encontrarán en su trabajo inicial.- 

Podría pensarse que esta carencia estará considerada 
por un sistema de asesoramiento en servicio que atienda 
estos déficit.- Todos sabemos que no es así.- Tanto por el 
régimen anterior como por el actual puede llegarse a ins¬ 
pector sin haber pasado nunca por una escuela rural -puede 
a i re i arse que las posibilidades de acceso tienden a ello- 
y como en el ciclo profesional también se ignoró el pro ble- 



ma, en muchos casos se va a asesorar sobre cosas que no 
se conocen.- En descargo de los funcionarios hay que decir 
que no son ellos los culpables, sino el régimen vigente.- 

En estas condiciones no puede extrañarnos que se dé una 
alta movilidad en los maestros rurales, que primero los 
aproxima y luego los lleva a los núcleos poblados.- Con 
esta renovación de personal en las escuelas rurales, se re¬ 
nueva también el problema.- 

f 

Si a alguien se le ocurre recurrir a la bibliografía sobre 
este problema, encontrará que, además de no ser muy a- 
bundante, es contradictoria.- En ella, por ejemplo, podrá 
ver recomendaciones que tienden a hacerle olividar la zona 
en la que está la escuela y muy especialmente sus proble¬ 
mas, u otras que lo llevan a destinarle más tiempo de a- 
t ene ion directa a las clases superiores.- También encon¬ 
trará cuadros de distribución del tiempo, en publicaciones 
que desgraciadamente pertenecen a funcionarios de orga¬ 
nismos internacionales de prestigio en las que aparece, 
en lugar preferente, la enseñanza de la religión.- Y hasta 
es posible que oiga pintar como una panacea a la escuela 
de maestro único con cien alumnos.- 

En un país en el que se tiende a considerar & lo impor¬ 
tado como superior a lo nacional, es bueno hacei un llama¬ 
do de atención sobre esto, para no olvidar que en algunos 
aspectos hay una experiencia de décadas que ha ido deli¬ 
neando una doctrina, oficialmente reconocida a través del 
programa vigente, que indudablemente, para nuestra reali¬ 
dad, supera esos planteamientos que nos llegan desde 
fuera.- 

II - FUNCION DE LA ESCUELA RURAL 

¿Qué le pedimos a nuestra escuela rural? 

Volvamos, una vez más, a la realidad.- De cada cien 
niños que ingresan en ella ochenta y siete no completan el 


25 



el ciclo.- Algunos, porque la escuela sólo les ofrece 
la posibilidad de llegar hasta cuarto.- Otros, los más, por 
causas socio-económicas más profundas.-De los trece que 
completan el ciclo, no todos tienen posibilidad de recibir 
algún tipo de educación posterior.- En el medio rural esto 
no se da.- La escuela primaria es sólo escuela, y para ca¬ 
si los nueve décimos de la población, todavía incompleta.- 

De ahí la tremenda responsabilidad que a ella le cabe en 
el escaso tiempo que tendrá al alumno.- 

Debe preparar para la vida, eso que tanto se dice y que 
tan pocas veces se hace.-Allí no hay esperanzas de que en 
ciclos posteriores se llenen los déficit que puedan ir que¬ 
dando.- Por eso hay que saber separar lo formativo de lo 
que no lo es, lo fundamental de lo secundario.- Hay que es¬ 
tablecer escalas de preferencias de acuerdo con las nece¬ 
sidades del medio y la urgencia de los problemas.- 

Desde otro punto de vista, la escuela rural es la institu¬ 
ción que llega a todos los rincones del país.- Está en ellos 
en forma permanente.-De aquíderiva otra responsabilidad: 
debe atender a su comunidad.- 

Aquí debemos separar las posibilidades.- Una de ellas es 
la situación actual, en la que es la única institución que 
llega a todos los lugares.- Podría pensarse que por la ca¬ 
rencia de otros servicios la escuela debe atender algunos 
aspectos que van más allá de la labor con los niños, pero 
que en el momento en que aquéllos aparezcan se limitará 
a ellos.- 

En suma, que su labor social es circunstancial y debido 
a carencias de otros servicios.- 

Hay que aclarar que no es así.- Pensemos en la segunda 
posibilidad.- Un medio rural en el que existan los servi¬ 
cios fundamentales.- 

Debemos recordar que la vida de la comunidad es una 


26 



sola.no se puede separar en secciones y deslindar respon¬ 
sabilidades.- Es un todo y como tal debemos tomarla.- Los 
servicios tendrán una responsabilidad total sin perjuicio 
de la de sus aspectos específicos.- Tendrán que integrarse 
en un enfoque coordinado, que atienda los problemas en 
forma integral.-A una torta la podemos repartir en trozos, 
a una comunidad no, porque es esencialmente dinámica,- 

Hay experiencia negativa dentro y fuera del país,- No 
debe olvidarse cuando se habla de reformar las estructu¬ 
ras agropecuarias.- 

En la zona de práctica del CREFAL, cuando se trató de 
sustitutir la educación fundamental por programas de de¬ 
sarrollo de comunidad y se apartó la escuela de la acción 
social, se llegó a un disloque total de los programas de tra¬ 
bajo que ha llevado a una nueva revisión que busca reinte¬ 
grar la escuela a su función social dentro del equipo que 
trabaja con la comunidad,- 

En nuestro país, especialmente en base al trabajo de ex¬ 
tensión agrícola que se desarrolla en algunas zonas, se ha 
visto la necesidad de un organismo permanente quetrabaje 
al nivel del pequeño grupo local, que no puede ser otro que 
la escuela.- 

Para nuestiro país entonces, cuando Salud Pública Rural 
sea verdaderamente rural, cuando Extensión Agrícola se 
extienda al ámbito nacional, tomándolos como los dos ser¬ 
vicios iniciales imprescindibles, habrá de coordinarse el 
trabajo al nivel local de tal manera que a la vez que los 
dos servicios ya citados ganen en extensión territorial, la 
escuela rural, única, institución permanente al nivel local, 
gane en profundidad.- 

Los maestros rurales hablamos de 3 tareas igualmente 
importantes que nos toca cumplir: 

a) El trabajo con los alumnos; 


27 



b) Extensión educativa, entendiendo por tal todas las po¬ 
sibilidades que la escuela pueda ofrecer al grupo o a parte 
de él pero en las que la escuela es parte actuante funda¬ 
mental (a título de ejemplo: cursos o charlas de distinto 
tipo promovidas por el maestro); 

c) Acción social, en la que la parte actuante fundamental 
es la propia comunidad, quien trata de solucionar sus pro¬ 
blemas.- Es una forma de trabajo con técnicas propias en 
la que se debe ser muy cauto (cuando no se tiene prepara¬ 
ción o asesoramiento adecuado), como siempre que se tra¬ 
baja con material humano, porque los fracasos son riesgo¬ 
sos.- El maestro, como trabajador social tiende a ser un 
promotor para que - el propio grupo tome conciencia prime¬ 
ro y solucione -o trate de hacerlo- después, los problemas 
que lo aquejan.- 

III - OBJETIVOS DEL TRABAJO ESCOLAR 

Dentro de esta trilogía hoy nos toca decir algo sobre el 
primer aspecto de los tres enunciados, el que todos los 
maestros, cualquiera sea su formación, deben cumplir: la 
función tradicional de la escuela de educar a los niños.- 

A nuestro entender, uno de los defectos más comunes es 
enc'ontrar en las planificaciones que se le da más impor¬ 
tancia a los métodos a seguir o a la cantidad de conocimien¬ 
tos a impartir, que a los objetivos que con ellos se preten*- 
de alcanzar, los que no siempre se ven claros, cosa que 
atribuimos a la formación y asesoramiento recibidos.- 
Creemos que no se puede delimitar la cantidad de conoci¬ 
mientos a impartir o el camino que se seguirá si no se tie¬ 
ne bien claro lo que se busca con ello.- Estar seguros so¬ 
bre el punto de llegada ayuda a encontrar la ruta que nos 
lleve a él.- 

Aquí aparece la importancia que toman ciertas cosas por 
el hecho -al que antes nos referíamos- de que nuestra es- 



cuela rural es la única posibilidad educativa con que con¬ 
tarán los alumnos que permanecerán en ese medio.- 

Trataremos de organizarlos en grupos que faciliten su 
enunciación.- 

-1) Proporcionar técnicas .- Función tradicional de la es¬ 
cuela, pero no por ello menos importante.- 

Debe tenerse siempre presente que las técnicas son un 
medio y no un fin en sí mismas.- Debe preocuparnos en¬ 
tonces, tanto como su adquisición, que se sepan utilizar.- 
Serán un buen auxiliar del futuro hombre de campo.- La 
escuela aquí habrá cumplido su función, cuando el alumno 
quede capacitado, por ejemplo, para interpretar -y actuar 
de acuerdo a ello- las instrucciones déla etiqueta de un 
específico, o para medir suchacra y calcular costos y ren¬ 
dimientos de diversas actividades, o para redactar cual¬ 
quier trámite, de los que tanto abundan, ante las oficinas 
públicas, que se ve precisado a hacer.- 

Cabe agregar que a este aspecto es al que atienden los 
vecinos.- Es común oírles decir que mandan el hijo ala 
escuela para que aprenda a "leer, escribir y sacar cuen¬ 
tas".- Si hay aprovechamiento en estos aspectos, estarán 
conformes, lo quefacilitará el trabajo escolar en otros as¬ 
pectos, así como el enfoque de la extensión educativa y la 
acción social.- 

Las técnicas son los medios que brindamos al alumno 
para que pueda seguir por sí mismo su formación, la que 
tratará de suplir carencias de otras posibilidades educati¬ 
vas.- Es la tendencia a formar autodidactas que nos pide 
el programa.- 

-2) Acrecentar el acervo cultural .- También aquí están de 
acuerdo todos: la escuela debe dar conocimientos.- Pero 
como no se pueden brindar todos ni la mayor parte, es 
importante saber seleccionar aquellos que tengan más uti- 


29 



lidad de acuerdo con las necesidades del lugar.- Por eso 
la escuela no puede ser un trocito de ciudad trasladado al 
c ampo. - 

De nada le servirán a un niño, que tal vez nunca va a ver 
el mar, estudiar las corrientes marinas o las mareas,- Le 
será más fácil estudiar la influencia que tienen esos mis¬ 
mos factores -sol, luna, vientos- en las tareas agropecua¬ 
rias.- Tampoco le servirán todos los trazados geométricos 
que le enseñamos en el pizarrón o en el cuaderno, cuando 
luego no sabe aplicarlos para medir un campo o cuadrar 
un rancho.-No será adecuado estudiar la metamorfosis del 
gusano de seda en tanto que la lagarta se come los cultivos 
de la zona.- 

Aquíjuega papel importante el criterio del maestro -que 
muchas veces aprenderá junto al niño- asi como la posi¬ 
ción científica que se debe adoptar frente a lo s fenómeno s.- 

-3) Desarrollar su personalidad e integrarlo al grupo .-Son 
objetivos esencialmente formativos, tanto o más importan¬ 
tes que los anteriores.- 

Tal vez sea ésta una de las cosas en las que más se no¬ 
te la influencia del medio.- El niño nos llega condicionado 
por su ambiente.- En muchos casos, para lograr resulta¬ 
dos sobre aquél debemos dirigir nuestra acción a éste.- 
Es en este sentido que el programa pide una acción com¬ 
pensadora de los déficits ambientales,- 

Si en algún aspecto la escuela de uno o dos maestros tie¬ 
ne ventajas sóbrela de varios, es en los aspectos formativos.- 
Allí se vive como en una gran familia.- En ella los con¬ 
tactos son más importantes, más profundos, más humanos, 
porque en buena medida es sólo allí donde se da la posibi¬ 
lidad social, en tanto que el medio urbano ofrece una serie 
de oportunidades de este tipo.- 

Agrandes rasgos puede decirse que los medios urbano y 


30 



rural difieren en que en el primero hay escasos contactos 
con la naturaleza y abundantes contactos humanos, en tan¬ 
to que en el medio rural sucede al revés.- Pero al ser me¬ 
nos las posibilidades de los contactos, éstos, cuando se 
realizan toman mayor significación.- 

De ahí la importancia que tienen la hora del almuerzo, 
del recreo, de entrada y salida, como algunos de los mo¬ 
mentos más formativos, siendo bien aprovechados. - Si 
queremos que la escuela compense déficit, en cada zona 
atenderá a los que se den en el lugar.-Dentro de ellos, uno 
délos más generales en el medio rural, es el aislamiento.- 

-4) Adaptar al medio .-Hay quién discute, con un criterio a 
nuestro entender demasiado simplista, hasta dónde tenemos 
derecho de tratar de afincar personas a determinado lugar.- 

Por eso conviene hacer algunas puntualizaciones.- La 
primera es que si se da un afincamiento, no es debido a la 
escuela sino al sistema socio-económico,- La escuela no 
es la causa: simplemente se ajusta- a una realidad,- 

En segundo término, en momentos en que se habla de 
educación como inversión, de orientación profesional, de 
planificación, entrando en ello los recursos humamos, en un 
país donde el sector primario es básico, parece lógico con¬ 
siderar esa posibilidad ocupacional y preparar la mano de 
obra necesaria.- 

En tercer término, si ahora hay tanta diferencia entre el 
nivel de vida de algunos de los sectores de la población 
rural y el de la población media urbana, ello se debe a 
causas estructurales.- Creemos que la verdadera forma de 
solucionar el problema es atacando sus causas, y no cam¬ 
biando de lugar la población que es necesaria allí y sobra¬ 
rá en medios urbanos mientras no se modifiquen aquellas 
causas.- 

En cuarto término, hay que decir que se da en el país la 


31 



migración campo-ciudad.- Es una preocupación lógica en¬ 
tonces la de dar un tipo de educación suficientemente am¬ 
plia como para que, quienes migren, no sean luego desa¬ 
daptados sociales.- Creemos que si dentro de nuestras 
preocupaciones fundamentales está la de desarrollar la 
personalidad adaptándola al grupo social por un lado, y por 
otro dar los elementos necesarios para que el individuo 
sepa resolver por sí nuevas situaciones como lo pide el 
programa, la posibilidad de una adecuada adaptación anue¬ 
vas formas de vida estará plenamente contemplada, siem¬ 
pre que aquellos objetivos hayan sido cumplidos en unafor- 
ma eficiente.- 

Pero en el país no se da migración ciudad-campo.- Ni 
en nuestro país ni, que sepamos, en ninguna otra parte.™ 
Por tanto quienes van a ser campesinos están dentro de los 
que cursan sus estudios en la escuela rural.-Aproximada¬ 
mente los seis séptimos de los alumnos de escuela rural 
formarán luego la totalidad dél campesinado, en tanto que 
sólo un séptimo emigrará ala ciudad.- Pero-es insigniíi—• 
cante el número de quienes, habiendo sido alumnos de es¬ 
cuela urbana, irán luego al campo.- 

Si tenemos en cuenta que como ya vimos, parala in¬ 
mensa mayoría de los que permanecen, la escuela es la 
únicé? posibilidad educativa institucionalizada, parece muy 
lógico que sea allí dónde se proporcionen los elementos 
imprescindibles que tiendan a elevar el nivel de vida de 
los futuros campesino s.- 

Entendemos entonces, que el objetivo que nos trazamos 
de adaptar al individuo a su medio tiene, y seguirá tenien¬ 
do, plena validez.- La sociología nos apoya.- 

IV - RECURSOS BASICOS 

Hemos venido concretando lo que pensamos que debe ha¬ 
cer el maestro rural que tiene que atender varias clases a 
la vez.- Pasemos a ver cómo lo puede hacer.- 


32 



Hay una forma propia de trabajo para lograr buen apro¬ 
vechamiento atendiendo más de una clase.- Es probable que 
no sean cosas nuevas, que sean aplicables también a la es¬ 
cuela graduada.- Pero debemos dejar bien claro que para 
esta última puede ser optativo lo que para la primera es 
imprescindible.- En la graduada son un medio más , como 
otros; en la unitaria son el medio más efectivo.- Avalan 
este aserto muchos años de experiencia de los máestros 
que han dedicado su vida a la escuela rural.- Son de las 
cosas qué ya han sufrido la decantación que da el tiempo y 
la comprobación que da el uso continuado.- 

Tratemos de organizar lo fundamental, que después ve¬ 
remos cómo funciona, todo ello dentro de las limitaciones 
que establece un artículo de este tipo.- 

Los tres recursos fundamentales para lograr los objeti¬ 
vos que señalamos son; 

-a) Correlación de aspectos.- El maestro se encuentra 
frente a un mínimo de conocimientos por un lado, y frente 
a varios grupos diferentes por otro.- Si se busca la forma 
de coordinar el aprendizaje de tal manera que se esté tra¬ 
bajando a la vez en más de un aspecto, el rendimiento será 
más efectivo.-Hay algunos aspectos que escapan a la posi¬ 
bilidad de esta correlación y que deberán ser trabajados 
independientemente.- Tal es el caso de la adquisición de 
las técnicas (lectura, escritura, matemáticas), no así de su 
aplicación, la que puede y conviene que esté relacionada 
con otros aspectos.- 

Hay otras que se prestan especialmente para esa corre¬ 
lación.- Es el caso, a título de ejemplo, de las actividades 
agronómicas, de las que dice el programa vigente: 

"Los trabajos correspondientes a este programa pueden 

convertirse, si se sabe orientar la labor, en el motivo 

central de la actividad escolar.- Las actividades de 


33 



huerta y taller no sólo permiten la adquisición de técni¬ 
cas que se proyectarán luego a la vida post-escolar; más 
importante que esto es el campo que abren al conoci¬ 
miento de la naturaleza y sus fenómenos.- En los traba¬ 
jos de cultivo y cria el niño tiene seres vivos, animales 
y vegetales, al alcance de su mano.- Los cultiva, los cui¬ 
da, los comprende.- Aprende a amarlos y a desentrañar 
su significado.- Los estudia; llega a conocerlos profun¬ 
damente.- Inclusive, se autodisciplina en el tratamien¬ 
to con ellos".- 

-b) Trabajo ppr etapas.-La distribución de conocimien¬ 
tos en el programa está hecha por clases, pero éstas apa¬ 
recen agrupadas, de a dos, en etapas.- Esto se debe a que 
hay muchos aspectos que se prestan para que trabajen en 
ellos simultáneamente dos o más clases.- Si se tiene esto 
en cuenta, y se aprovecha al máximo, el trabajo con clases 
simultáneas queda simplificado.- 

También aquí hay que aclarar que no todos los aspectos 
se prestan para ello.- La excepción también la forman la 
adquisición de técnicas, las que deben enfocarse por clases 
y no en conjunto.- 

Pero hay otrasque seprestan muy bien para ello. - Algu¬ 
nas ya aparecen establecidas en el programa como parte 
común a dos clases.- Otras no.- En general, coinciden con 
las que permiten la correlación; nos referiremos más ade¬ 
lanté a ellas.- 

Cabe agregar que algunos aspectos, los más formativos 
(expresión, educación moral, social, estética) se prestan 
para un enfoque con todas las clases a la vez, porque tie¬ 
nen mucho que ver con el ambiente que se viva en la es¬ 
cuela.- 

-c) Trabajo autónomo.- Debe ser la tendencia general 
que, a medida que el niño va pasando a las clases sucesi¬ 
vas, vaya trabajando cada vez más libremente.- 


34 



De esta manera consiguen una serie de cosas positivas: 

1) Al maestro le queda más tiempo para destinar atención 
directa a las clases inferiores.- 

2) Tanto para conseguir la responsabilidad como la integra¬ 
ción al grupo, es condición imprescindible la libertad de 
acción.- Esto lleva a que todos los lugares de la escuela 
sean ubicación familiar para el trabajo de los alumnos, 
verdaderos dueños de la escuela.- Dice el programa: 

"Toda escuela rural debe tener su jardín, huerta o gran¬ 
ja y su taller, por pequeños que sean.- Estos elementos 
son tan importantes como el salón de clase.- 

En ellos se realizarán las actividades que se establecen 
en este programa.- Jardín, huerta, taller, salón, son de¬ 
pendencias que tienen la misma jerarquía y en ninguna 
de ellas los niños estarán por excepción o en circunstan¬ 
cia especial.-Son los distintos ambientes donde se desa¬ 
rrollarán sus actividades habituales 

3) Uno de nuestros objetivos es lograr que el alumno, al e- 
gresar esté capacitado para enfrentarse a nuevas situacio¬ 
nes por sí solo.- El aumento de su autonomía, a medida 
que aumentan su edad y preparación, tienden a ello.- 

4) Es la forma más eficaz de aplicar a la realidad las téc¬ 
nicas adquiridas en clases anteriores.- 

Esta forma de trabajo requiere todo un enfoque integral, 
aún desde las clases inferiores.- Tienen que ver con ello 
la adecuada adquisición délas técnicas, y especialmente su 
aplicación, cosas importantes en los primeros años esco¬ 
lares; el ambiente que se viva en la escuela donde el niño 
debe ser el verdadero dueño de todo el material que allí se 
encuentre; e influirán hasta las relaciones con el vecinda¬ 
rio.- Pero todo esto, no es algo a implantar de un día para 
otro.-Decimos esto pensando en la movilidad de los maes¬ 
tros.- Pero el objetivo perseguido, así como los resultados 


35 



que se logren, justifican todo esfuerzo que vaya dirigido a 
ello, asi como hacen ver, una vez más, la necesidad de un 
asesoramiento que permita la continuidad del trabajo.- 

Resumiendo entonces; si se correlacionan los aspectos 
en que esto es posible, si se trabaja simultáneamente con 
dos o más clases en el mismo asunto, cuando ello es posi¬ 
ble, y si se busca que los alumnos de clases superiores 
trabajen en forma autónoma en tanto que los de clames in¬ 
feriores reciben mayor atención directa del maestro, el 
trabajo con varias clases puede ser efectivo.- 

V-LAS ASIGNATURAS DENTRO DE ESTE ENFOQUE 

Veamos ahora hasta donde permite cada asignatura apli¬ 
car lo que acabamos de decir.- y 

De acuerdo con sus características pueden agruparse asi: 
-A) TECNICAS.-Aquí consideramos lo referido al lenguaje 
y a las matemáticas.- Son asignaturas instrumentales, en 
las que se proporcionan nuevas técnicas al alumno.- A su 
vez, dentro de ellas, se pueden diferenciar dos aspectos: 
la adquisición en sí, y su aplicación.- 

En cuanto a su finalidad se debe recordar que la adqui¬ 
sición es importante en la medida en que se vaya a utilizar 
posteriormente.- No puede ser un objetivo en sí sino un 
medio para otras adquisiciones.- 

Deben tenerse muy claros en ellas, además, los aspec¬ 
tos que son básicos para el rendimiento posterior.- Esto 
se nota con mucha nitidez en matemáticas, donde hay en 
cada clase algunos puntos fundamentales que deben adqui¬ 
rirse en ella para basar los conocimientos posteriores.- 
Los llamamos básicos porque condicionan el resto del a- 
prendizaje de esa asignatura.- Como en el programa apa¬ 
recen mezclados con otros no tan importantes, conviene 
llamar la atención sobre ellos a los maestros jóvenes, co¬ 
sa que, por razones de espacio, no podemos hacer aquí.- 


36 



Desde el punto de vista didáctico hay que decir que su 
aprendizaje debe realizarse en forma diaria, sistemática, 
y por clases.- 

Lo primero significa que, en la adquisición de técnicas, 
debe trabajarse en forma permanente durante el curso.- 
Son de las actividades que requieren una acción graduada 
y constante.- En ellas debe establecerse un orden a seguir, 
al que se ajustará el desarrollo del trabajo.- Esta siste¬ 
matización es importante tanto para la adquisición como 
para el uso.- Finalmente, son aspectos a trabajar exclu¬ 
sivamente por clases en cuanto a la adquisición, porque 
en cada una de ellas importan puntos diferentes, los que 
deben ajustarse a un orden ya establecido, dado que los de 
una clase se basan en la adquisición de la anterior.- 

La adquisición de técnicas no se presta tampoco para la 
correlación de asignaturas.- Requiere un trabajo aparte.- 
Su aplicación, en cambio, puede ir vinculada a otros aspec¬ 
tos y entendemos que es conveniente que sea así.- 

Podemos resumir las consideraciones sobre el grupo de 
asignaturas técnicas, diciendo que deben enseñarse en for¬ 
ma permanente, sistemática y por clases; y que tanto como 
la adquisición importa el uso que se les dé.- 

-B CULTURALES.- No nos convence mucho la denomi¬ 
nación ya que .en ellas se dan también aspectos similares 
a los de los otros grupos que estamos haciendo; pero de 
alguna manera hay que llamarlas, haciendo la salvedad de 
que lo que nos interesa aquí no es la denominación sino sus 
características,- 

Agrupamos aquí a historia, geografía, anatomía, fisiolo¬ 
gía e higiene,- Formamos con ellas un grupo a los efectos 
didácticos entendiendo que se prestan para utilizar recur¬ 
sos similares.- 


37 



En cuanto a su finalidad, además de acrecentar el acer¬ 
vo cultural, bien enfocadas, llevan a desarrollar el espíri¬ 
tu de observación e investigación, a tener vina posición 
científica frente a la realidad. - 

Desde el punto de vista didáctico interesa destacar dos 
cosas.- En la mayoría de los casos se prestan al trabajo 
por etapas, es decir, por dos clases en forma conjunta.- 
Tanto es así, que en algunos casos, esto aparece expresa¬ 
mente indicado en el programa.- 

El otro aspecto destacable es que se prestan general¬ 
mente para correlacionarlas, no sólo entre sí, sino con las 
demás asignaturas.- 

En este segundo grupo pueden aplicarse los tres aspec¬ 
tos que consideramos convenientes para atender varias 
clases: correlación, enfoque por etapas ylabor autónoma.- 

Tampoco aquí podemos entrar a desarrollar este esque¬ 
ma general, pero cabe una última recomendación. 1 - La de 
tener muy en cuenta la zona en la que se trabaja, para par¬ 
tir de ella y tender hacia ella.- El material que ofrece el 
medio supera nuestras posibilidades de aprovecharlo ínte¬ 
gramente.- Al establecer opciones en el aspecto cultural, 
si nos decidimos por los aspectos que brinda la zona, el 
aprendizaje será más activo, más útil, más interesante 
para el niño.- 

-C) ADAPTADAS AL MEDIO.- Comprende todo lo rela¬ 
cionado con actividades agronómicas y con taller y hogar, 
esto último incluido en el capítulo "expresión" del progra¬ 
ma, en forma no muy acertada.- 

Estas actividades tienen una serie de objetivos importan¬ 
tes.- Por un lado, tratan de dar un mínimo de conocimien¬ 
tos que ayuden al futuro campesino a lograr un nivel de vi¬ 
da mejor.- En esto la labor escolar va relacionada con la 
extraescolar.- Si recordamos que la gran mayoría de los 


38 



alumnos no recibirán educación posterior, queda clara la 
importancia de este aspecto.- 

Pero más que el conocimiento buscan una posición 
científica frente a los problemas, lo que, de lograrse será 
más importante aún que los conocimientos que se puedan 
brindar.- 

Son también actividades formativas no sólo en lo ya e- 
nunciado, sino en la dignificación del trabajo, cosa que pi¬ 
de expresamente el programa, así como en el desarrollo 
de los más altos valores efectivos y morales ante los con¬ 
tactos con seres vivos, plantas y animales.- 


Por otrolado, cuando se trabaja en forma autónoma y por 
grupos, se está desarrollando la personalidad a través de 
la responsabilidad y la integración social.- 

Desde un punto de vista exclusivamente didáctico hay que 
señalar que estas actividades son las que más se prestan 
para correlacionar otras, a tal punto que si se sabe enca¬ 
rar el trabajo, serán el centro alrededor del cual girará 
todo el trabajo escolar.- 

En' la mayoría de los casos se prestan para que se tra¬ 
baje en ellas con varias clases a la vez.- En algunos casos 
convendrá que los grupos seanbastante uniformes y se or¬ 
ganizará la actividad por etapas, es decir con dos clases 
sucesivas; pero en otros puede ser mejor que los equipos 
estén integrados por niños de diferentes edades y posibili¬ 
dades, lo que tiene importantes valores formativos al apa¬ 
recer la cooperación entre ellos.- 

I 

De toda la labor escolar, es aquí donde hay más posibi¬ 
lidades de trabajo autónomo, especialmente en aquellos ca¬ 
sos en que se pone al niño en contacto con el hecho bioló¬ 
gico.- 

Como se nota claramente son algo fundamental en la es¬ 
cuela rural.- Por eso es más lamentable que en muchos 
casos no se atiendan en la debida forma.- 


39 



La experiencia nos dice que es más positivo trabajar so¬ 
bre algunos aspectos que varían según la zona, logrando de 
ellos el máximo aprovechamiento educativo - a enfqcar de¬ 
masiadas cosas pero sin ese resultado.- El programé, que 
es muy amplio indica que de él deben seleccionarse algu¬ 
nos aspectos adecuados a cada lugar.- 

-D) ESENCIALMENTE FORMATIVAS.- Comprenden edu¬ 
cación moral social, cívica y estética, y la expresión en s-í.- 

La característica que permite agruparlas, es el predo¬ 
minio de los aspectos formativos de la personalidad infan¬ 
til.- Esto ya está dando la importancia, que, si bien gene¬ 
ralmente se reconoce no siempre se actúa de acuerdo con 
ella.- 

Si alguna ventaja tiene el trabajo con varias clases es, 
justamente en estos aspectos.- Porque aquí, más que las 
lecciones que se den, más que los conocimientos que se 
trasmitan, importa el ambiente que se viva en la escuela.- 

En el medio rural tienen mucha importancia los momen¬ 
tos en que los niños conviven como si fueran una familia. - 
Los momentos que pasan antes de entrar a clase, el al¬ 
muerzo común, el recreo, la hora de ensillar, en los que 
más se puede hacer educación moral y social.-Allí apare¬ 
ce la solidaridad de los grandes con los péqueños, de los 
varones con las niñas.- A la hora de comer, más que a 
ninguna otra, los niños se sienten iguales entre sí y hasta 
con el propio maestro, a tal punto que llegan a contar sus 
"diabluras" o sus problemas familiares.- Los juegos del 
recreo ayudan a la integración del grupo y acostumbran a 
respetar sus derechos, cuando éstos se oponen al placer 
individual.- 

Como ya dijimos, aquí lo que realmente vale es el am¬ 
biente en que se viva.- Por este motivo deben encararse 
en forma global, con todas las clases y a través de todas 


40 



las actividades, brindando más oportunidades, las que se 
prestan a un trabajo autónomo.-Más que asignaturas como 
cualquiera otra, son una forma de vida.- 

VI-DISTRIBUCION DEL TIEMPO 

Es algo que crea dificultades al maestro de poca expe¬ 
riencia si no se organiza bien.- Se puede considerar desde 
varios puntos de vista: 

1)- En la vida privada del maestro.- Son tantas las pe¬ 
queñas cosas a las que debe atender, que es conveniente 
que organice su vida de determinada manera, no con esque¬ 
mas rígidos, pero sí con una cierta distribución - que el 
maestro estudiará según su caso - que lo ayude a atender 
todos los aspectos sin descuidar algunos o dejarse absor¬ 
ber por otros.- 

a) Diariamente.- 

Tendrá que preparar el trabajo diario, cosa muy impor¬ 
tante para atender varias clases.- Deben llevarse cada día 
las cosas claras, para que todos los grupos tengan activi- 
dad útil a desarrollo.- Si esto se hace no sera necesario 
recurrir a los trabajos "de relleno" cuando una clase ter¬ 
mina lo que está haciendo mientras el maestro está aten¬ 
diendo a otra.- 

Para ello habrá que preparar cierto tipo de material 
cosa que también requiere su tiempo.-Aclaramos que ma¬ 
terial no es sólo lo que se lleva al salón.- Es material 
también aunque los alumnos tengan que ir a trabajar al lu¬ 
gar donde él se encuentra.- Dice el programa "Toda escue¬ 
la rural debe tener su jardín, huerta o granja y su taller, 
por pequeños que sean.- Estos elementos son tan impor¬ 
tantes como el salón de clase".- 

Esto requiere una organización previa que el maestro 
debe realizar diariamente.- 


41 



Fuera del horario escolar deberá corregir los trabajos 
del día, a los efectos de conocer el rendimiento de los 
alumnos,- Esto le permitirá realizar ajustes a la~planifi- 
cación, como también 'a las fichas que sobre las caracte¬ 
rísticas del niño se vayan llenando.- Es de destacar que los 
padres prestan mucha atención a la importancia que los 
maestros dan a los trabajos de sus hijos.- 

También diariamente hay que realizar una serie de ta¬ 
reas administrativas que llevan su tiempo.- Nos referi¬ 
mos a las listas diarias, matrículas, estadística, libro 
diario, y muchas veces, notas, copiador de notas y libro 
de caja.- 

En muchos casos todavía, hay cosas no específicas a 
nuestra profesión, pero que por no haber quién las haga, 
también deben ocupar algún tiempo del maestro.-La higie¬ 
ne del local, el aprovisionamiento de agua y, algunas veces, 
el comedor, son las más frecuentes.- 

Finalmente, debe haber algún par de horas para sí, a los 
efectos de atender a las cosas personales, dentro de las 
que ocuparán un lugar la consulta de libros que lo manten¬ 
gan al día con los nuevos descubrimientos o estudios de 
interés.-Sirve como defensa en unmedio que tiende al ais¬ 
lamiento profesional.- Esto es de suma importancia para 
el concursante, que muchas veces es el que ocupa cargos 
en los lugares más apartados.- 

b) Semanal mente. 

Habrá quehacer los ajustes necesarios a la planificación 
mensual, de acuerdo con el aprovechamiento de la semana 
anterior, estado del tiempo, - cosa-que influye mucho en el 
medio rural - u otros hechos que lo requieran.- 

Otra actividad a atender, por lo menos semanalmente, 
son las publicaciones a hectógrafo, tanto para los alumnos 
como para la comunidad, en cosas que tienen relación con 


42 



la extensión educativa o la acción social (invitaciones para 
reuniones, folletos sobre vacunación, sobre actividades a- 
gronómicas u otras cosas que interesen al lugar).- 

Lo normal será que, como mínimo una vez semanal, ha¬ 
brá en la escuela alguna reunión de jóvenes, de vecinos, de 
Comisión de Fomento.- Recordemos que "la escuela es la 
casa del pueblo porque es la casa de los hijos del pueblo 
Estas reuniones duran bastante; no olvidemos que hay allí 
pocas posibilidades de contactos, por lo que toman el resto 
del día, después de la salida de los alumnos si se realizan 
un día hábil.- 

También el maestro debe salir hacia los hogares de los 
alumnos, cosa que importa para el trabajo con ellos a los 
efectos 'de conocer el medio desde donde proceden y los 
problemas que están incidiendo allí;, e imprescindible para 
la labor extraescolar en sus diferentes aspectos.- Sin que 
sea una cosa rígida se puede decir, para que se tengan una 
idea de ello, que puede hacerse una vez a la semana, aun¬ 
que esto variará de acuerdo a una serie de factores, entre 
ellos, la intensidad del trabajo social,- 

También aquí hay cosas que aunque escapan a nuestra 
función alguien las debe realizar.- Pequeños arreglos del 
mobiliario, patios, jardín, local, etci- 

c) Mensualmente.- 

Será importante la planificación periódica.- Tanto como 
ella, nos preocupa la documentación de lo que se vaya rea¬ 
lizando, cosa bastante descuidada en la actualidad.- 

Creemos que una de las formas de contrarrestar los e- 
fectos negativos de la movilidad de los maestros rurales 
puede ser con una adecuada planificación y documentación 
de lo que se vaya realizando.- Así se podrían continuar 
trabajos más allá de la permanencia de cada maestro.- Se 


43 



terminaría así con la falsa creencia que tenemos de que 
cada escuela comienza y finaliza Con nuestra presencia en 
ella.- Esto le daría continuidad al trabajo.- 

\ 

También mensualmente pedimos al maestro que destine 
por lo menos un fin de semana a permanecer en la escuela, 
a los efectos de atender la labor social.- Recordemos que 
la población rural que necesita de esa acción sólo tiene 
tiempo libre el domingo, por lo que es el único día en el 
que se pueden realizar reuniones con buena concurrencia.- 
Como norma general diremos, porque no cabe tratarlo 
aquí, que amayor aislamiento y dispersión de la población, 
mayor necesidad hay de ello.- 

2) De acuerdo a las asignaturas 

a) Técnicas 

Requieren ion trabajo sistemático, diario y por clases di¬ 
jimos en otro lugar.- Aquí debemos remarcar que necesi¬ 
tan una atención permanente y continuada.- Consideramos 
que deben entrar en la preparación que cada maestro rea¬ 
liza diariamente, si no todos los días, por lo menos en la 
mayoría de los casos.- Como ya dijimos que sólo se pue¬ 
den trabajar por clases y sin correlacionarlas con otros 
aspectos, requieren una ubicación propia en la planifica¬ 
ción diaria.- 

b) Culturales 

Dijimos de ellas que se prestan para la correlación y el 
trabajo por etapas.- Como la mayoría de las veces sedarán 
vinculadas a otros aspectos, es un poco díficil establecer 
esquemas, porque hay hechos circunstanciales que llevan a 
acrecentar determinado aspecto.-Es el caso délas efemé¬ 
rides (para historia) , o de fenómenos climatéricos noto¬ 
rios para geografía.- No obstante, como norma muy gene¬ 
ral puede pensarse que unas tres veces semanales puede 
dedicárseles un tiempo específico, con la duración de las 
lecciones comunes.- 


44 



c) Adaptadas al medio 

\ 

Nos referimos aquí a la parte específica, tanto de agro¬ 
nomía como de taller y hogar, dado que como ya se dijo, 
estas actividades serán el centro alrededor del que gira¬ 
rán los demás aspectos y, por lo tanto, la mayor parte del 
horario escolar tendrá algo que ver con ellas.- También 
como cosa de validez muy general, ajustable a cada reali¬ 
dad, puede aconsejarse que a la actividad directa en ellas 
se destinen ! dos medios días para agronomía y uno para ta¬ 
ller y hogar, en cada semana.- 

.Dos aclaraciones vienen al caso.- Una es que el tiempo 
reinante o la estación influyen para que esto varíe mucho. 
Así, en semanas enteras no se podrá ir a la huerta por las 
lluvias y sus consecuencias; pero en otras, especialmente 
de primavera y otoño, habrá mucho material disponible.- 
La segunda, es que consideramos conveniente destinarles, 
cada vez, medio día escolar como mínimo ( dos horas).- Si 
fueran predominantemente intelectuales esto no podría ser, 
pero no es así y, por otra parte, hay razones que llevan a 
lo contrario.- Son actividades muy prácticas, que gustan 
al niño y en las que se mezclan una serie de tareas dife¬ 
rentes.-Además lleva su tiempo organizar y poner en mar¬ 
cha el trabajo o al finalizar, dejar en orden y limpias las 
herramientas y lugares de trabajo, e higienizarse los pro¬ 
pios niños.- Por otra parte, la misma índole de la activi¬ 
dad requiere que se finalice.- Si estamos haciendo un al- 
mácigo, por ejemplo, no podemos dejar la semilla desta¬ 
pada porque llegó la hora.- 

d) Esencialmente formativas 

Dijimos que la formación, en estos aspectos, depende 
más del ambiente en que viva que de las lecciones que se 
den.- En esta forma están siempre presentes, aunque no se 


45 



les destine tiempo especial dentro del horario diario.- Son 
importantes el recreo el almuerzo, las horas de entrkda y 
salida, la puesta en orden de las cosas manejadas después 
de las actividades prácticas, las actividades de criapza o 
cultivo de las que se responsabilizan equipos que las atien¬ 
den diariamente, la atención de la biblioteca; en suma, toda 
la vida escolar.- 

No obstante, hay una parte informativa en algunas, como 
educación cívica, que no debe olvidarse, asi como una par¬ 
te de expresión (canto ritmo, danza) que puede ser con to¬ 
das las clases por lo menos una vez a la semana.- 

3) De acuerdo con las clases. 

En el desarrollo de este trabajo ya hemos dejado entre¬ 
ver que debe destinársele más tiempo de atención directa 
a las clases inferiores en tanto que sebusca que los alum¬ 
nos a medida que crecen y pasan de grado vayan movién¬ 
dose con mayor autonomía.- 

Hay razones sicológicas que avalan esta afirmación.- El 
niño de las primeras clases, que ya nos llega con una edad 
inferior a la que debiera tener según exigencias del pro¬ 
grama, por sus propia.s características es individualista, 
poco constante y de atención más dispersa.- En ese mo¬ 
mento se da para él un cambio de mundo: del familiar al 
escolar.- Este último se maneja por una dinámica más es¬ 
tructurada a la que él no está acostumbrado.- Es lógico, 
por tanto, que se le destine mayor atención.- 

Es en las clases inferiores que se adquiere la parte fun¬ 
damental de las técnicas básicas, lo que requiere atención 
constante.- El niño que domine las técnicas básicas estará 
mucho mejor capacitado para moverse en forma autónoma, 
que los que, como primera dificultad, deben vencer esas 
técnicas.- 

Tanto o más importante que todo esto es el valor que 
tiene el trabajo autónomo desde el punto de vista formativo 


46 



para los niños de los grados superiores.- Recordemos que 
es a esa edad que se da la tendencia a formar grupos; y 
que el niño ya ha entrado en la etapa del pensamiento ope¬ 
ratorio.- 

Llevado esto a la escuela de dos maestros, nos muestra 
la conveniencia de que uno atiende la primera etapa (los 
dos grados inferiores), en tanto que el otro atiende las de¬ 
más.- Creemos que es la forma más eficiente y equitativa 
de distribuir el trabajo en esas condiciones.- Además de 
todas las razones expuestas, que para no sotros son las más 
importantes, hay otra que puede ser tenida en cuenta.- De 
esa forma se equilibra él número de niños a atender por 
cada maestro, dado que si bien uno atiende cuatro clases y 
el otro dos, esas cuatro clases están afectadas en alto gra¬ 
do por la deserción.- Lo que no debehacerse es fraccionar 
etapas, atendiendo clases no sucesivas cada maestro (pri¬ 
mero, quinto y sexto, como se ve algunas veces).- En muy 
poco podrá coordinarse el trabajo de primero con el de 
quinto y sexto, por ejemplo.- 

Para terminar este articulo ya demasiado largo, men¬ 
cionaremos cuatro de los recursos didácticos que dan más 
resultado en este tipo de trabajo.- 

Trabajo por equipos.- A usar en la tercera y, 'algunas 
veces, en la segunda etapa.- Puede aplicarse a una serie 
de actividades que dan vida a la escuela: biblioteca, come¬ 
dor, huerta, jardín, crianza de animales, registro de facto¬ 
res climáticos, registro de observaciones experimentales,- 

Como se ve, son'actividades todas éstas en las que, des¬ 
pués de la puesta en marcha, quedan bajo la responsabili¬ 
dad de grupos de niños, a menudo nombrados por ellos 
mismos, que pueden ser rotativos,- De esta manera, ade¬ 
más de la parte de realización en sí, se van reuniendo una 
serie de conocimientos a través de registros , adecuados 
para ser analizados por todo el grupo.- 


47 



Esta forma de trabajo requiere que l:>s niños sean los 
verdaderos dueños de la escuela; que cuando lo necesiten, 
puedan tomar cualquier material sin previa autorización 
del maestro, con la única condición de dejarlo eirsu lugar, 
y en buenas condiciones.- Es positivo el manejo de dinero 
en algunos casos.- Como se ve, no nos sirven las bibliote¬ 
cas o muebles con candado.- 

Otra cosa a destacar es que para utilizar esta forma de 
trabajo no es necesario que la escuela esté completamente 
equipada, o que sedesarrolle en ella una serie de activida¬ 
des agronómicas aunque, desde luego, esto amplia las po¬ 
sibilidades.- En trabajos del ICER hemos brindado suge¬ 
rencias para suplir algunas de las carencias, tarea ésta 
que ella misma se presta para esta modalidad de trabajo.- 
Como cosa general puede sostenerse que el material que 
nos brinda el medio supera nuestras posibilidades de uti¬ 
lizarlo.- Lo único que se necesita es disposición para sa¬ 
lir a trabajar fuera del salón.- 

Fichas.-Nuestro tipo de fichas no coinciden con las pre¬ 
conizadas por autores extranjeros.- Ellas se ajustan a 
nuestro enfoque general de trabajo y no se pueden entender 
separadas de él.- Son esencialmente activas.- Son adapta¬ 
das al medio.- Son generalmente para trabajar por grupos.- 

No se puede desarrollar con más extensión aquí el tema.- 
Tenemos muchas esperanzas en el futuro de este tipo de 
trabajo.- Por eso remitiremos a quién le interese el tema 
a las publicaciones que está realizando el ICER.- Dare¬ 
mos aquí sólo un ejemplo: 

La lagarta 

1) Mide ancho, largo y alto del vaso de batería. 

2) Corta un terrón prismático del alfalfar, con plantas 
pequeñas, que mida dos centímetros menos de ancho y lar¬ 
go que el vaso de batería, y la mitad de su altura.- 


48 



3) Coloca el terrón dentro del vaso.- 

4) Llévalo al salón.- 

5) Recoge dos lagartas del alfalfar, una pequeña y otra 
grande (cada niño).- 

6) Déjalas en las plantitas de alfalfa, que llevaste al sa¬ 
lón.- 

7) Diariamente, sácalo al sol, riégalo un poco, observa 
que ha sucedido y apúntalo en tu cuaderno de observacio- 
nes.- 

8) Cuando notes algo interesante comunícaselo al maes¬ 
tro para comentarlo en clase.- 

(Ficha utilizada en las clases superiores, en trabajo por 
equipos para el estudio de la metamorfosis de la lagarta 
de la alfalfa).- 

Guías de investigación.- También es unaforma de traba¬ 
jo ajustada a nuestro enfoque general.- Tiende a vincular 
la escuela con el medio, a jerarquizar el trabajo rural y 
los conocimientos que el niño puede recoger en su hogar.- 
Hay que aclarar que no es necesario que el maestro sea un 
técnico en estos aspectos.-Muchas veces aprenderá con el 
niño.- 

Es aplicable a las actividades que se realizan por etapas 
y que se prestan a la correlación de conocimientos.- 

Como su nombre lo indica, consiste en una investigación 
dirigida, por la que los alumnos recogen información en la 
zona, la que luego se analiza en clase.- Se pueden tomar 
algunos temas básicos para la zona, en los que se vincula 
la agronomía, geografía, historia natural y algunos otros 
aspectos.- 

Un ejemplo sobre esta forma de trabajo puede encontrar¬ 
se en la revista "Rumbo" No. 3, en la que hay un trabajo 
del maestro Homero Grillo que analiza exhaustivamente el 
tema "La lana".- 


49 



Actividades relacionadas con la Explotación Ovina.- 

Guías de estudio. - Las utilizamos preferentemente en la 
tercera etapa (quinto y sexto años).-Son aplicables a otros 
aspectos.- Como su nombre lo indica, es un auxiliar que 
centra la atención del alumno en la parte fundamental de un 
texto que se le brinda para estudiar.- Está comprobado un 
mayor rendimiento en los casos en que el alumno sabe de 
antemano los aspectos que más interesan.- 

Este medio es aplicable en tanto que se cuente con las 
lecturas adecuadas.- Para historia son muy útiles los fo¬ 
lletos "Recopilación de Documentos, Crónicas y Hechos 
Históricos" realizado por la profesora Yolanda Vallarino, 
y publicados por el ICER.- Para geografía, nos ha dado 
buen resultado la obra del profesor Germán Wetstein 
"América, Africa, Antártida".- 

Un ejemplo de la aplicación de este tipo de trabajo puede 
encontrarse en el "Rumbo" No. 3, en un trabajo sobre his¬ 
toria, de la profesora Yolanda Vallarino.- 


José Pedro Nufiez 



SOBRE EL GRUPO COOPERATIVO DE ESTUDIOS. 


El 9 de febrero de 1964 el I.C.E.R. creó un nuevo sector 
denominado "Grupo Cooperativo de Estudios de Perfeccio¬ 
namiento". El mismo tiene por fin permitir a los maestros 
que no pueden concurrir a los cursos del Instituto Magis¬ 
terial de Estudios Superiores, seguir a distancia los estu¬ 
dios correspondientes al Curso de Perfeccionamiento. 

El Sector inició sus actividades con un grupo de 76 
maestros, el cual quedó reducido a 64, al finalizar el cuar¬ 
to mes de actividad, por haber abandonado el grupo 12 coo¬ 
perarios. En 1965 de este primer grupo, continúan usando 
el material del G-E-P-, 48 maestros. 

Además, en marzo de 1965 se formó un segundo Grupo 
de Estudios de 45 maestros del que por desertar 12, quedó 
reducido a 33, al finalizar el cuarto mes de trabajo. 

De los 40 cooperarios que abandonaron ambos grupos, el 
25% lo hizo por haber recibido distintos tipos de becas del 
C.N. de E.P. y N. 

Ante el deseo de varios maestrps de formar en el pre¬ 
sente año un tercer grupo de estudios, lo que significaría 
contraer un nuevo compromiso de remitir material sema¬ 
nalmente durante otros tres años y teniendo en cuenta que 
durante el presente año quedará pronto el material corres¬ 
pondiente a las cuatro materias básicas, las cuatro del 
Plan "C", Psicología General e Historia Americana se 
resolvió preparar juegos que contengan el material com¬ 
pleto de cada materia. 

Finalmente corresponde destacar que el trabajo reali¬ 
zado durante más de dos años, consistente en grabar las 
clases, tomar las versiones, efectuar correcciones por los 
Profesores, picar matrices, imprimir, compaginar etc., 
fue posible en gran parte por el apoyo recibido de la Direc¬ 
ción del I.M.E.S., de los señores profesores y la colabora¬ 
ción prestada por un grupo de becarios del I.M.E.S. afilia¬ 
dos al leer. 


51 



DE MAESTRO A MAESTRO.- 


Dejamos atrás quince años de maestro rural; quince años 
conviviendo intensamente con nuestro hombre campesino.- 

Hoy hemos vuelto a la vida de estudiante, usufructuando ? .va 
beca de perfeccionamiento en el Instituto Magisterial de Estu¬ 
dios Superiores.- 

A él llegamos buscando respuesta a las múltiples interro¬ 
gantes que nos ha planteado, el hacer educativo. A él llegamos 
buscando armas para enfrentar , cada vez ínás fortalecidos , 
-la difícil tarea enconmendada al educador.- 

Tal vez no haya tanscurrido el tiempo suficiente, que nos 
permita vislumbrar, en el estudio y las clases sistematizadas, 
que aquí realizamos, la satisfacción total de nuestras aspira¬ 
ciones. Presentimos que nos van a quedar algunas interrogan¬ 
tes sin respuesta. De todos modos pensamos que es una expe¬ 
riencia, por la que deberían pasar todos los maestros en dis¬ 
tintas etapas de su carrera.- 

Pero, no deseamos hacer aquí un relato sobre la vida de un 
maestro estudiante.- 

Sabemos que los compañeros que se encuentran diseminados 
por toda la campaña uruguaya, esperan algo más,- 

Esperan el intercambio con el compañero, que enriquezca 
sus vivencias profesionales y humanas; esperan en la angustia 
de los problemas que los desbordan, la orientación que ayude 
a superarlos; esperan para su escuela la ayuda material; es¬ 
peran en la soledad física de su escuela, no estar solos.- 
\ 

Los- maestros rurales tenemos muchas razones para ser 
pesimistas, para pensar que no se comprende o no se desea 
comprender, nuestro ideal de lucha.- 


52 



La frustración es compañera de los débiles, de los faltos de 
fé y esperanza. Fortaleza, fé y esperanza son virtudes del 
maestro rural uruguayo. Basta para comprenderle asi, obser¬ 
var cómo, frente a mayores obstáculos, mayor es la fila de 
quienes desean y trabajan por una Escuela Rural adaptada a 
las exigencias de cambio, que requiere el difícil momento que 
nos toca vivir.- 

Del contacto primero que hemos realizado con este ambien¬ 
te recibimos una impresión optimistaque es laquenos impul¬ 
sa a escribir.- 

Llegamos en un momento en que grandes sectores de estu¬ 
diantes, maestros, profesores de los Institutos manifiestan 
dudas, inquietudes: se ambienta un clima que se manifiesta 
en nuevos intereses: 

- Seprocura introducir reformas en los planes de estudio, que 
den como resultado un maestro con alta responsabilidad so¬ 
cial, ubicado en la realidad actual, y con una clara visión del 
futuro que todos anhelamos.- 

- Por otro lado, compañeros de nuestra^ Institución han sido 
llamados a colaborar en la elaboración de planes educativos 
que el país proyecta poner en marcha. Nuestra voz es escu¬ 
chada, nuestra voz es respetada.- 

- El, hasta hace muy poco, pequeño Grupo Misionero "Nelly 
Soler" ha invadido el ámbito estudiantil. Hoy, más de cin¬ 
cuenta jóvenes se preparan para aprovechar sus vacaciones 
de setiembre dando y recibiendo en un rancherío de nuestro 
campo. - 

- Ya habíamos cerrado este capítulo, pero un informe reali¬ 
zado por la Señora Directora de los Institutos Normales, nos 
obliga a continuar el desarrollo.- 

Acaba de regresar de un seminario sobre Educación de 
Adultos que,patrocinado por Unesco, se realizó en Venezuela.- 


53 



Dos de los tres trabajos presentados como base de discu¬ 
sión fueron elaborados por los compañeros Julio Castro. y 
Miguel Soler.- 

Nuestro optimismo nos obliga a decir, que en un futuro más 
o menos próximo, ellos también serán profetas en su tierra.- 

Compañero maestro, todos tenemos un nivel de exigencias 
distinto, pero si hoy estuviésemos en la soledad de nuestra 

✓ x ' 

escuela leyendo Rumbo 9 diríamos: ¡que acompañados esta¬ 
mos ! 

J. M. F. 


54 






2o. SEMESTRE ANO 1966